Especies forestales de aprovechamiento condicionado para Ecuador

Siempre nos hemos preguntado cuál es la definición de especie de aprovechamiento condicionado, y una primera idea que tenemos se relaciona con especies que tienen limitaciones o restricciones en su aprovechamiento. No existe una definición clara que defina a estas especies, en el acuerdo ministerial 0125 “Normas para el manejo forestal sostenible de los bosques húmedos” no queda clara la definición de especie de aprovechamiento condicionado. Una aproximación a su definición se menciona en el art. 11, literal d) que dice: “Árbol a aprovechar, cuyo DAP es igual o superior al DMC y que será cortado. Podrán ser aprovechados una o más especies de aprovechamiento condicionado, previa demostración, por parte del interesado, que el número de árboles de la especie, es superior a un árbol por cada dos hectáreas.

Sobre la base de lo que dice el art. 11, literal d), una interpretación personal de especie de aprovechamiento condicionado sería que son aquellas especies que generalmente tienen un número de árboles inferior o igual a un árbol por cada dos hectáreas, es decir se trata de especies de poca densidad (ind/ha).

En el art. 38 del Acuerdo Ministerial 0125 “Normas para el manejo forestal sostenible de los bosques húmedos” se presentan la lista de las especies consideradas como de aprovechamiento condicionado. Se trata de 15 especies, 5 géneros y una familia, que se presentan a continuación (se realizaron correcciones en la escritura de los nombres debido a errores de escritura en el acuerdo ministerial 0125):

Especies forestales de aprovechamiento condicionado

Especies de aprovechamiento condicionado para Ecuador. AM 0125

La densidad (ind/ha) es un factor importante que ayuda a condicionar o limitar el aprovechamiento forestal, pero no es el único que debe ser utilizado. El manejo forestal implica diversificar criterios de aprovechamiento con la finalidad de no poner en riesgo a una especie forestal y su disponibilidad  para  generaciones futuras.

Otros criterios de interés, y sobre todo de análisis, que pueden utilizarse para considerar a una especie como de aprovechamiento condicionado puede ser la regeneración natural y  distribución espacial.

En el caso de la regeneración natural, constituye la base para realizar manejo forestal y es un factor clave en la dinámica del bosque, ya que sin regeneración el aprovechamiento forestal conlleva a la desaparición de la especie en dicha área. En este análisis nace la interrogante: ¿cuándo se considera una especie forestal como de aprovechamiento condicionado por su regeneración natural?. Lo lógico es que, si las especies forestales presentan distribuciones de individuos en forma de una J invertida, no tienen problemas de regeneración; pero aquellas especies que presentan vacíos en clases diamétricas inferiores, generalmente de 10 cm de diámetro hasta un diámetro mínimo de corta, ya son especies que podría condicionarse su aprovechamiento, aunque se recuerda nuevamente que el manejo forestal implica diversificar criterios de aprovechamiento que garanticen el mantenimiento de la regeneración natural así como su incentivo aplicando tratamientos silviculturales adecuados.

Por otra parte, la distribución espacial de las especies en el terreno también influye en actividades de aprovechamiento forestal. Si bien la norma 125 menciona que los árboles a aprovechar deben estar distribuidos en toda el área de manejo forestal, no siempre las especies presenta esta distribución espacial en el terreno. De las formas de disposición espacial de poblaciones de especies forestales (uniforme, al azar y agrupado) la distribución en grupos es la que más problemas puede presentar en las etapas de aprovechamiento debido a que estas especies tienen especial atracción por un elemento particular del terreno, generalmente de tipo abiótico, que hace que crezcan en sitios exclusivos.

Entonces, el concepto de especie forestal de aprovechamiento condicionado debe ser tratado desde una visión más amplia, que no sea un solo factor el que condicione o limite el aprovechamiento de una especie; más aún cuando la extracción selectiva de baja intensidad  es la práctica que más se utiliza en los bosques ecuatorianos  y que crea condiciones no apropiadas  para el establecimiento de nueva regeneración natural.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: